Sorter: cómo automatizar la clasificación de paquetes en almacenes

15/03/2022

Esta nueva tecnología permite alcanzar una capacidad de clasificación de 7.200 unidades por hora e incrementa en un 25% la productividad actual

Los sorter o sistemas de clasificación de productos son soluciones utilizadas en el sector logístico, más concretamente en los almacenes, de forma interna. Estos sistemas aumentan la productividad de las plantas de almacenamiento en los centros de distribución y preparación de paquetería.

Estos sistemas de clasificación automática hacen que se agilice la preparación y clasificación de los paquetes, organizándolos de tal forma que se clasifiquen en base al tamaño o destino de cada paquete.

Una de las principales ventajas de un sorter automático de pedidos es que permite separar los paquetes de forma individual y por la necesidad operativa concreta: peso, dirección, código postal, zona o tamaño son algunos de los campos y criterios de ordenación. Estos sistemas permiten separar los paquetes gracias a unos sensores o lectores que detectan los códigos con los datos de clasificación.

¿Cuáles son las ventajas de los sorter?

Los clasificadores automáticos de almacenes son una forma muy útil de automatizar los procesos tanto de envío de paquetería como de almacén. Algunas de sus ventajas son:

  • Aumento del flujo de mercancía
  • Aumento del número de repartos
  • Mayor nivel de productividad 
  • Reducción de incidencias por fallos en la clasificación
  • Ahorro en costes provocados por disminución de devoluciones
  • Aumento del nivel de clasificación

Los software de gestión de almacenes son uno de los mayores aliados de los sorter, ya que permite tener controlado en tiempo real cualquier fallo que esté sucediendo en el almacén y corregirlo de forma rápida y eficiente sin que provoque retrasos o equivocaciones en la clasificación. También permite seleccionar los criterios de ordenación de los paquetes así como las rutas de reparto.

¿Qué tipos de sorter existen?

Dependiendo de la actividad y del tamaño de los paquetes, existe un tipo de sistemas de automatización de almacenes específico para cada caso:

Diverter

El sorter diverter o desviador transporta el producto sobre las cintas transportadoras. Un dispositivo eléctrico que detecta el paquete y lo desvía por la salida indicada por el software. Su mayor ventaja es que clasifica paquetes de cualquier tamaño y forma. 

Sorter vertical

El sorter vertical ayuda a desviar los productos a salidas en diferente plano: superior, media o baja.

La mayor ventaja que tienen estos sorter es su diseño dinámico, ya que ahorran espacio y los costes fijos disminuyen.

Shoe sorter

Un tercer sistema de extracción de la carga por medio de desviadores es el clasificador por zapatos deslizantes; el sliding shoe o positive shoe sorter. La carga es desplazada hacia las salidas gracias a unos tacos que corren sobre los rodillos del transportador y que consiguen deslizarse.

Como cada uno de ellos es de tamaño pequeño, es necesario usar variosa la vez, formando una barrera diagonal que dirige el producto hacia el lateral. Las ventajas de este sistema de automatización son que puede dirigir los productos indistintamente a un lado o a otro de la línea principal y que es un sistema respetuoso con la mercancía.

Tray Sorter

Los tray sorter o bandejas basculantes  se diferencia del resto ya que aquí es el propio soporte el que hace deslizar la carga.

Es un sistema de alta velocidad, con bandejas independientes enlazadas unas con otras. Una vez pasa por el lector de códigos, en cuestión de segundos el sorter desvía el paquete hacia la salida correspondiente. Su mayor ventaja es que tiene el menor porcentaje de fallos respecto al resto.