Logística verde en el ecommerce

08/03/2022

Según un informe del IBM Research Insights, el 57% de los consumidores están dispuestos a cambiar sus hábitos de compra de comercio online para ayudar a reducir su impacto ambiental. Las empresas, a su vez, están ajustando sus cadenas de suministro y sistemas logísticos para cumplir con estas nuevas expectativas.

Con una tendencia al alza de los consumidores mostrando una preferencia por las marcas que trabajan para reducir su impacto en el medio ambiente, la logística ecológica es más que un tema de conversación: es un tema en auge.

Según un informe del IBM Research Insights, el 57% de los consumidores están dispuestos a cambiar sus hábitos de compra de comercio online para ayudar a reducir su impacto ambiental. Las empresas, a su vez, están ajustando sus cadenas de suministro y sistemas logísticos para cumplir con estas nuevas expectativas. Esa transición está cogiendo fuerza pero de una forma lenta, a medida que los directores ejecutivos van dando prioridad a la sostenibilidad.

Aún así, todavía muchas empresas se resisten a invertir en soluciones de sostenibilidad. En una encuesta realizada, solo el 10% de las empresas dijeron que pretendían tener más participación en el mercado por el hecho de ofrecer un servicio de entrega más ecológico. 

Cuando se implementan la tecnología y las estrategias en la cadena de suministro, esto puede reducir los costes de entrega y mejorar la imagen de la marca al mismo tiempo. Es especialmente importante para la logística de última milla, donde los minoristas y las empresas de logística pueden reducir las emisiones de carbono y los costes generales al mismo tiempo.

¿Pero qué es la logística verde?

La logística verde es el proceso de reducción del impacto ambiental de los procesos de entrega y la logística. A medida que más clientes se vuelvan conscientes del medio ambiente y ponen énfasis en elegir empresas ecológicas, los transportistas deben reducir sus emisiones de dióxido de carbono, lidiar con la eliminación de desechos y la gestión general de los mismos, usar materiales reciclables y vehículos menos contaminantes.

La logística verde incluye la huella de carbono de la cadena de suministro, el tratamiento de las emisiones de carbono en la gestión y eliminación de residuos, el embalaje, el reciclaje, la reducción del consumo de energía, etc. Cada vez más empresas se están comprometiendo a objetivos “cero” en un esfuerzo por ser lo más ecológicas posible.

Una cadena de suministro ecológica incluye logística de primera, media y última milla. Para todas y cada una de las etapas de las operaciones logísticas, el proceso de ser más ecológico se logra más fácilmente, a través de procesos de digitalización. La digitalización se puede utilizar para eliminar el uso de papel y poder reducir el consumo de energía a través de combustibles alternativos y más eficientes.

¿Por qué la logística eco es una prioridad en el comercio minorista y la industria logística?

El transporte de carga y la industria del transporte han tenido un gran impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero. El transporte como sector es el que mayor contribuye en términos de emisiones de gases de efecto invernadero en EE. UU. con un 28 %. Con el aumento de las compras online y, posteriormente, la entrega en la última milla, se espera que este número crezca hasta un 30 % según el WEF (World Economic Forum)

Las cadenas de suministro minoristas son las que más contribuyen a las emisiones en la logística y representan más del 50 % de la industria. Esto no es sorprendente, especialmente después de COVID-19. La venta online de productos se disparó y los volúmenes de embalaje se dispararon, superando incluso la capacidad de muchos proveedores de logística.

Esto ha provocado que todos los participantes en la cadena de suministro, incluidos los minoristas, los transportistas y los consumidores, reconozcan la importancia de adoptar prácticas y estrategias de logística más ecológicas en sus cadenas de suministro. Los minoristas y los operadores están adoptando cada vez más planes estratégicos para desarrollar e implementar políticas que promuevan la sostenibilidad ambiental.

¿Cuál es el coste de (no) ser ecológico?

Esto será un esfuerzo entre las empresas y los proveedores de logística, que buscarán juntos reducir su huella de carbono y, por lo tanto, tendrán una propuesta de venta única para ganar nuevos clientes. Los consumidores no solo buscan formas de minimizar personalmente su impacto ambiental, sino que muchos están dispuestos a pagar más por productos más ecológicos.

Una empresa que no adopte operaciones de logística verde estará en una desventaja crucial respecto a las que si se esfuercen por conseguirlo.

Con una correcta gestión de la cadena de suministro, las prácticas ecológicas crean procesos logísticos más eficientes que reducen el consumo de energía, lo que en un medio/largo plazo, puede aumentar las ganancias.
Esto se puede ver reflejado en las rutas de entrega. Cuando la industria del transporte prioriza la sostenibilidad en sus operaciones, puede disminuir el tiempo y el kilometraje dedicado a realizar la misma cantidad de entregas, por ejemplo, a través de la implementación de puntos PUDO. Esta reducción de tiempo también lleva a una mayor cantidad de entregas (el mismo conductor realiza más entregas en el mismo recorrido) y, por consecuencia, a un menor impacto de la huella de carbono.